Madre hay una sola (menos mal)

Vos venís de pronto… ¿total? Esto es un hotel ¿o no? Un día de estos me van a llamar  y no me van a encontrar, y a ver qué hacen… Con todo lo que me sacrifiqué por ustedes y miren cómo le pagan a una. Ojo que lo hice de mil amores ¿eh? No vayas a creer que me apuntaron con una pistola en la cabeza pero todo tiene un límite. Así no va. Así no es. Y a mi no me mires así ¿eh? A mi no me abras los ojos que no te voy a poner gotas, ¿me escuchaste? Al final no se para qué me piden consejos si después hacen lo que se les canta. ¡Ay! ¡Ustedes me van a volver loca!

Y nada de andar entrando y saliendo que esto no es un hotel cinco estrellas ¿me oís? porque parece que le hablo a la pared. Nadie me responde, hablo sola. Yo me pregunto cuándo tendrán tiempo para mí. Y me lo pregunto a mi misma porque nadie me responde. ¿Te das cuenta, no? Ahora te hablo y vos me mirás con esa cara de carnero desgollado. Algo habrás hecho para quedarte ahí parado, sin decir nada. Mejor no digas nada mirá… porque para decir cualquier cosa, prefiero el silencio. Total… ya estoy acostumbrada…

Y ahora comé, terminate el plato que está todo flaco que se te ven los huesos que después te enfermás y ¿quién te atiende? ¿ella? No señor, para eso no está ella. Te atiendo yo. Porque ¿quién mejor que yo sabe lo que vos necesitás? Después de todo fui yo quien te dio la vida ¿o no? Te tuve en mi vientre ¿Eso no cuenta acaso? Comé. Y después, antes de salir, ponete un saquito que hace frío. Y llevá pañuelo. Nunca se sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s