No me nombres ese nombre

¿Cuál es el mensaje que querés darle a tu hija? No me mires asi. La nena no nació y ya querés cagarle la vida, Rosario. Así como lo escuchás. No se puede hablar con vos. No se puede. Ene ó ese pé ú é de é. Nosepuede, Rosario. Al final, tanto “Rosario siempre estuvo cerca, Rosario siempre estuvo cerca”. De los demás capaz que si pero de mi, lo que se dice de mi, nunca estuviste cerca, Rosario. Y ahora, como si faltara algo, te la agarrás con la pobre criatura.

Por esas casualidades de la vida, ¿vos pensás que yo te voy a permitir ponerle “Consuelo” de nombre a la nena? ¿Sabés lo que yo pienso si veo a una nena que se llama Consuelo? Pienso “Y bueno… peor es que hubiera salido sin manitos”.

Pensalo Rosario… ¿qué culpa tiene ella? Recién está llegando al mundo y ya le ponés una carga que no se merece. La marcás para todo el campeonato. Si elegís, elegí bien. También es mi hija, che. No podés tomar una decisión de buenas a primeras, entre gallos y medianoches, por izquierda, como quien no quiere la cosa, por debajo de la mesa, Rosario. No se si me explico. O sea, Rosario, no lo estoy negociando. No voy a ponerle a mi hija “Milagros”. No lo voy a hacer. “A tu padre no se le paraba así que si estás acá ya sabés por qué es, Milagros”. Y, ya que estamos, “Caridad” tampoco le voy  poner a mi hija. “Mirá, hijita, tu padre es un desastre… no me gustaba, casi no lo conocía pero bueno… una noche de borrachera y me acosté con él y vos me recordás ese momento, Caridad”

Lo mismo con “Socorro”. ¿A qué persona se le puede ocurrir ponerle Socorro a una hija? “Aca le presento a su hija recién nacida” “Socorro !!! es un bagre !!!”.

Yo te quiero, Rosario, y lo sabés. Sos la mujer que elegí para recorrer este largo camino llamado “matrimonio”. Pero todo tiene un límite. Preguntale sino a tu hermana Elvira que nunca quiso atenerse a los límites y cruzó la frontera sin documentos y ahora está presa en Chile

Yo no sé con quién te juntás, si son tus amigas las que te meten esas ideas en la cabeza pero mi recomendación es no llamarla “Dolores” como también se te ocurrió. Le estas sellando a fuego lo que significó para vos el momento de su llegada al mundo. “Cada vez que te veo siento lo mismo que sentí cuando te vi por primera vez, Dolores”.

Mirá que hay nombres, ¿eh? Le podés elegir algun color, alguna fruta. De última alguna flor, hasta un animal y/o un jugador de fúbol, pero nunca le pongas “Soledad”. Nunca. Imaginátela de grande… “No te sientas sola, Soledad. Ya vas a encontrar al amor de tu vida y no vas a sentir tanta soledad, Soledad”

Ahí viene el doctor. Vos tranquilzate mujer… andá a la sala de parto que yo me quedo acá esperándote. No sé de donde sacaste estas ideas… vos andá que todo va a salir bien… andá tranquila, yo me quedo acá… rezando, Rosario.

[texto bajo licencia Safe Creative / todos los derechos reservados]
Anuncios

13 comentarios en “No me nombres ese nombre

  1. FANTASTICO, me encanto. Creo que varios padres deberian leerlo asi piensan un poquito mas lo que hacen cuando le ponen nombres a sus hijos. Uno no puede nacer y cargar ya con una mochila tan grande. Y al fin y al cabo terminan poniendote sobrenombres ridiculos. 🙂

    Gracias por compartir “No me nombres ese nombre” con nostros. Saludos

  2. jajajaajajajajajaja… muy bueno maxxxxx…. ya estaba extrañando bastante los updates en este blog!!! gracias por la magia y las sonrisas!

  3. Juassssssssss….!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E MAXXXXXXXXX!!!!!!!!!!!!!!!!
    Como siempre jejeje!
    Beso

  4. Es increible conocer a alguien con tanto talento como vos !!!
    Lo que escribis ??? MARAVILLOSO COMO SIEMPREEEEEEE!! ( ahh cuando escribo en mayusculas es como que te estoy gritando … jjajja )

  5. Muy bueno! 🙂

  6. yo conozco una chica española llamada Amparo, una yegua. La persona menos solidaria que conozco.

  7. Pingback: Con todos los nombres que hay... eliges ese ???

  8. Jajaja
    Muy bueno, para la próxima, incluí nombres como “Cesareo”, “Regreso”, “Consagración”, “Felicidad”, puff… ¡Hay tantos!

  9. esta re bueno (lo leí en Oblogo)!

  10. (Puño cerrado, levantado, con los dedos hacia adelante) USTÉ LO HA DICHO MAXXXXX.

    Conozco personas que sufren un poco más que yo del determinismo nomenclator, pero mis papaes no lo pensaron bien cuando me pusieron Soledad, me mataron
    (años: 21, novios/chongos/prototipo-de-algo/acompañantes-buenaonda: 0).

  11. Peor sería ¨Dolores¨ …. jajaja
    Me haces reir mucho Max!!! 🙂

  12. Genial! ojalá los padres tengan más cuidado y respeto al nombrar a sus hijos.
    Un capítulo aparte son los que le ponen nombres bien yankees o bien “aborígenes” junto con un apellido que no tiene nada que ver (yo, lamentablemente, entro en la categoría nombre yankee + apellido español).
    Por último, “Milagros” es el nombre que le ponen a las pobre criaturitas que encuentran abandonadas en baldíos, calles y demás… Mis disculpas a las “Milagros” del mundo, pero es así

  13. Para complementar el comentario de arriba, conozco algun “Brian Perez”. Dios mio Max, los padres en que pensaban?!
    Y yo, Marco, sin s, como el de la puerta. Bueno, la saque bastante bien dentro de todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s