Hola Susana, te estamos llamando…

Resulta que llamé a mi pediatra el doctor Ramiro Laic de Vois porque tenía una molestia cuando tosía. Le dije: “Doctor, cuando toso me molesta el ruido”. “Haga algo, querido,  llame a su médico clínico… ya está grande para que lo atienda yo” me respondió. Yo, indignado, le respondí “Pero doctor Laic de Vois…  cómo me dice eso. ¿Después de tanto tiempo me da la espalda de esa forma? ¿Usted no tiene apego a sus recuerdos de la niñez?”.

Del otro lado se produjo un silencio abismal. Esperé porque llegaba a escuchar la respiración entrecortada típica de las personas que lloran. Mantuve mi postura, respetuosa, durante un tiempo prudencial. A los treinta y siete minutos tosí como para que él supiera que yo aún estaba allí.  El doctor pediatra Laic de Vois se acomodó la garganta y, con una voz casi apagada, me dijo: “¿Sabe lo que pasa? Yo extraño mucho las canciones que me acompañaron cuando niño. Aún recuerdo cuando mi madre me cantaba “Frere Jacques”  antes de irme a dormir. O “Mary had a little lamb” por ejemplo cuando quería alegrar mis tardes…”

Iba a seguir hablando pero se contuvo. Porque yo, desde mi teléfono, comencé a tocar las teclas numéricas tratando de reproducir las canciones de mi querido pediatra. Entonces toqué:

1231 1231
369 369
9#9631 9#9631
191 191

El doctor se quedó mudo… escuchaba en su teléfono “Frere Jacques” y la cantaba… Cuando intentó balbucear algo, le toqué “Mary had a little lamb” como pude:

3212 333
222 399
3212 333
322321

El silencio fue abrumador. “Doctor Laic de Vois, ¿está ahí?” le pregunté.  Silencio.

Estaba a punto de cortar cuando escuché, alejado, al doctor queriéndome decir algo. Acerqué mi oído al auricular y me dijo: “Tómese un te para la tos y para el ruido… para el ruido cómprese burletes para la ventana que da a la calle”. Y me cortó.

Un genio.

[texto bajo licencia Safe Creative / todos los derechos reservados]

Anuncios

8 comentarios en “Hola Susana, te estamos llamando…

  1. Pingback: Música con los teléfonos

  2. Muy bueno!! desprende una grata sonrisa a quien lo lee.
    y ademas de eso, es un texto distinto a todos.
    como invita la pagina: voy a volver.
    Saludos!!

  3. Pobrecito ( por el doctor, digo). Lo que pasa es que si te atiende, como es pediatra, tu obra social no le va a pagar la consulta por un grandulon como vos.
    Estoy probando “frere jacques” con mi celular y me acabo de comunicar con alguien en Singapur, creo. Y a mi que me habian dicho que mi celular no tenia servicio internacional!
    Avisame como hago “Sobre el puente de Avignon” asi sorprendo a la audiencia.

  4. Uno cree que los sonidos del teclado telefónico tiene diferentes sonidos, pero no, son todos iguales! Pobre pediatra, melancólico el viejo….
    Digo viejo porque fue tu pediatra… 😉
    Besos!

  5. Lo del hacer musiquita con el celular no funciona, yo teclee esto:

    03 03
    456

    y ni se parecia al tema de rafaela carra!

    ¿Cual es la tecnica?

  6. El médico d ela familia era Nóbile. Uno que empezó revisandote todo y al paso del tiempo se convirtió en Iriologo , es decir te hacía acercar y te miraba el ojo y te hacía un dignóstico previo pago de la consulta. 20$ el ojo derecho y 15$ el izquierdo ya que tení ala teoría que el ojo derecho decía mas verdadees que el izquierdo. Siempre fue medio fascista.
    Mis problemas médicos estaban siempre relacionados con la ansiedad…ser ansioso es querer terminar de escribir esto antes de empezarlo, es el que guarda el pito antes de terminar de mear, el que hace preguntas y se aburre con la respuestas y el que en medio de la conversacion telefonica dice. ” a bueno..bien… chau” y corta. La ansiedad es aquello que hace que todos tus fotos te salgan movidas porque mientras las sacas te interesa otra cosas, pensas que sería inclreible que inventaran la teletransportación y como dis jockey en una fiesta te hace escuchar treinta y dos segundos de cada tema… cagando absolutamente cada una de las fiestas a las que asistís.
    Volviendo a Nobile… la dosis ideal recomendada es una pastilla para la ansiedad cada seis horas y para el ansioso esas seis horas son mortales… ma´ que seis horas? todas juntas… y a la mierda. Deben hacer efecto mas rápido… uno se autojustifica… se convence… se duerme.
    Nobile tengo entendido murió hace unos años mirando ojos… su certificado de defunción decía: paro cardio respiratorio no traumatico producto del embole.

  7. muy tierno

  8. Intenté en vano..
    a mi celu lo revoleé en un ataque de caspa en un día de ovulación y desde ese entonces, falleció cualquier sonido que pueda reproducir… yacen en el cielo d elos ringtones…
    Me gustó mucho el texto, muy dulce 🙂
    me hiciste acordar a ese pianito cartuchera q todas las nenas teníamos de chica… donde sólo podías tocar el feliz cumpleaños y la pila te duraba casi tanto como un caramelo 1/2 hora. Ese pianito y el perrito que caminaba ladrando y daba el mortal para atrás estaba “re in” si no lo tenías todo mal, todo mal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s