La difícil elección de una madre

¿Cuántas veces ha sucedido que, frente a su familia, se preguntó si su madre prefería a su hermano o a usted? En esos momentos de duda absoluta, usted comienza a prestar atención a los pequeños detalles. Esas mínimas muestras de afecto que no son enviadas con la igualdad que pretende. Una caricia de más, una porción de torta de tamaño superior, cualquier cosa es motivo de desazón.

“¿Ves? a él le dice “chau mi amor, hasta mañana” cuando nos vamos a dormir y a mi no” se dice a usted mismo sin importarle la diferencia de trece años entre su pequeño hermano y usted.

“¿Ves? a mi me pegó dos cachetazos y a él no” diferencia en su interior sin sopesar la posibilidad de que su madre le haya propinado tremendo castigo luego de que usted haya roto algo valioso mientras su hermano dormía plácidamente la siesta.

Las subjetividades no importan. Para usted es tan claro que no necesita más. “Nunca intentes separar la paja del trigo ya que puedes pincharte con la aguja del pajar” me dijo Wasington Duvobe mientras comprábamos ropa usada en una feria americana.

Me quedé pensando en esa frase cuando, hojeando una revista en la sala de espera de mi pediatra, encontré una foto que no deja dudas sobre el amor de una madre para con su hijo a expensas del otro. Se trata de una imagen muy fuerte. Una imagen donde se ve como una madre decide por un hijo por sobre el otro.

Es un documento periodístico que desnuda la elección materna con una crudeza sin igual. Después de verla y verla no me quedó ninguna vacilación acerca la decisión de esa hembra por sobre sus crías. Ella eligió y, sobre eso, no hay mucho para agregar.

Imagine esta escena: la madre regresa al hogar, al nido que se construye día a día y sus polluelos acuden a su encuentro ávidos por ese abrazo que da el calor que ningún otro ser en el planeta puede dar.

En ese momento esa progenitora indómita despecha a uno de sus hijos que, seguramente, ya no se preguntará a quién prefiere su madre… si a él o a su hermano.

Aquí el documento:

la elección de una madre

Yo, si soy el hijo, pido turno al psicólogo / veterinario urgente.

Max

Anuncios

3 comentarios en “La difícil elección de una madre

  1. El problema es cuando no te lo tenes ni que preguntar…porque es taaaannn evidente que a tu hermano lo quiere mas que a vos!!! Buaaaa…

  2. LO QUE DA ES RISA ESA ESCENA…ESTA BUENISIMA….no es ni necesario preguntarme cómo hace alguien para ser tan oportuno y brindarnos esas imágenes….y de verdad….confórmate…lo que quiere a él más que a ti…..ni modo

  3. me faltó agregar….: yo mato a esa mamá por abusadora…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s