El auto de papá

Me ha pasado alguna que otra vez que alguien me diga “casi me pongo el auto de sombrero” queriendo significar que esa persona estuvo a punto de colisionar con su automóvil y que, además, dicho choque hubieste tenido consecuencias funestas.

En general, esos comentarios están unidos a alguna anécdota graciosa que intensifica la peligrosidad del conductor llevándolo a niveles superlativos, comparándolo incluso con íconos del volante como por ejemplo Meteoro.

En estos días donde el sosiego y la calma no están de moda, es necesario que paremos la moto (o el auto) y reflexionemos sobre los peligros del manejo imprudente.

En una de las presentaciones que me ha tocado asistir, tuve la oportunidad de ver una campaña de la gente de Chile que me impactó por su crudeza y su forma directa de decir las cosas (a veces la única forma de que la gente entienda es ser directos sin dudarlo un instante).

Aquí el aviso:

Si después de ver esto no se pone el cinturón, es porque

a) es un descorazonado

b) no tiene cinturón

c) las dos primeras

d) no tiene auto

Aún así le dejo un pensamiento de Wasington Duvobe sobre los automovilistas: “Si maneja con cuidado, un buen sueño tendrá. Si maneja con sueño, no hay cuidado que valga”

Un genio

Max

Anuncios

Un comentario en “El auto de papá

  1. Hay gente que no aprende mas!!!!
    Mucho papelito, mucho papelito,pero SIGUE sin cinturon!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s