Yo sí soy leyenda

En la cola del cine me chocó por casualidad (al menos eso dijo él) mi amigo y compatriota, Jonatan Guguel. No fue tran grave el choce si no hubiera sido porque yo tenía un super-balde de pochoclo y una gaseosa gigante (tan gigante que necesitaba dos pajitas (o sorbetes así no se ofende) para tomarla).

Estaba a punto de insultarlo cuando ví en su mirada un dejo de tristeza que me preocupó.

“Nada es para siempre” me dijo. Y agregó “¿Todo tiene un final? ¿Todo termina?”

Pensé que me estaba recitando la famosa canción pero antes de que pudiera hacérselo notar, me encontré con su réplica: “Es mentira. Hay varios finales para una misma historia. Pero hay alguien superior, alguien que está por encima, que decide de qué forma va a terminar”.

En ese instante le tengo que confesar, lector empedernido, que me asusté. Mi gran temor se había hecho realidad. Finalmente Jonatan Gugel se había vuelto loco. O al menos lo había expresado, que es muy distinto.

Se tiró al piso y sacó de su mochila su laptop. La abrió y me mostró un video que me tranquilizó. No hablaba de Dios o algo por el estilo. Tenía frente a mi el final alternativo de la película “SOY LEYENDA“. Un final que no es el que se estrenó junto con la película en los cines.

Si no vió aún el filme, tengo que decirle que no siga leyendo demasiado lo que viene a continuación porque es posible que se defraude al enterarse de cosas que no se quiere enterar. Si es así, le aconsejo que vaya a terapia. SIEMPRE es bueno enterarse de las cosas. No sea negador.

La cuestión es que Guguel estaba mal y tenía razón. El final alternativo (el que no se vió aún ya que sale en el DVD muy pronto) es mucho mejor que el que finalmente quedó en la versión del cine donde muere el protagonista al inmolarse por el bien de la humanidad toda.

En este final, el muchacho llega a un acuerdo con los… ¿monstruos? y no se muere nada. Pero no estoy aquí para contárselo ya que usted lo puede ver online si hace click aquí. Le hago una advertencia: la página de destino está en inglés y, además, contiene muuuuuchas revelaciones sobre la película.

Como bonus track, le recomiendo que visite el sitio oficial de la película porque está muy bien hecho. Si le interesa, puede hacer clic sobre la foto que viene a continuación:

un peliculón... bueno, no es para tanto

Cuando se iba, Guguel me dijo una frase que aún retumba en mis oídos: “Leyenda, lo que se dice leyenda, es lo que se pone en los gráficos del Excel para que se entiendan las linitas”.

Un incomprendido

Max

Anuncios

3 comentarios en “Yo sí soy leyenda

  1. Buenisimo!. Pense que estabas haciendo una joda con lo del final alternativo pero es real. Mucho mejor este final. Un abrazo. Max.

  2. Leyenda es el Príncipe Francescoli y no anda haciendo tanto espamento.

    Por lo menos, asi lo veo yo.

  3. Definitivamente, muchísimo mejor el final alternativo, aunque siempre sea un final feliz que muera Willy Smith.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s