Vocé abusó, chiró parchido di mi, abusó

Saltando como enajenados en medio del carnaval carioca en el casamiento de mi primo segundo Lorenzo me encontré con mi amiga Lara Rosenfeld quien, usando una maraca-banana como micrófono, “actuaba” un tema como si fuese la intérprete. Al verme, se me abalanzó para abrazarme al grito de “holissssssssss”.

No llegué a responderle porque, de los parlantes del salón, surgió Ricchi e Poveri y su “Acapulco”. La población de esa fiesta estalló en un inconfundible “uuuuu” que solo surge cuando una muchedumbre reconoce una canción que hace mucho tiempo que no escuchaba.

Mi amiga Lara me soltó y, con su banana-micrófono y su gorro rosa con brillantina, interpretó una de las mejores performances de “Acapulco” que jamás se hayan visto. Me señalaba en la parte que dice “Acapulco… é una nochi tropicali”. En realidad no es la letra original pero a nadie le importa. En los carnavales carioca cualquiera puede cantar como quiera las canciones.

Le ofrezco, abnegado lector, mis versiones carnaval carioca: “Vocéeeee, aaaaa-busóoooo… chiró parchido di mi, abusóooooo” o en “oooooooooooo… meo amigo Shalimar. Shalima-ar”. ¿Las reconoce? Acá tiene otra: “a e i o ú… Zíngaro”.

En un nivel más alto podemos encontrar “mira la chupetaaaa, é parchido di vocé, pepe pepe pepe pe pé (espacio) Brishite Bardó, Bardó… a reina du chicheró…” y “aaaaaaaaaaa chupeeeetaaaaaa, aaaaaaa chupeeetaaaaaaa…” y se le pega la antes mencionada “a e i o ú, Zíngaro”.

Hay de todo en el fabulosísimo mundo del carnaval carioca. Cuando intenté explicárselo a Lara, ella estalló en un “Acapuuuulllcoooo, Prendi un fasoleto e saludiamochi” moviendo los brazos por encima de su cabeza y ella contorneándose de izquierda a derecha y viceversa.

Lentamente, haciendo el pasito para adelante y para atrás,  me fui retrasando hasta llegar a la puerta donde me entregaron un souvenir que asemajaba a una rana saliendo de un cascarón que servía de cenicero y abrelatas al mismo tiempo.

Antes de llegar a mi casa, aún tarareando la canción, entré en un cibercafé y encontré en YouTube el tema en cuestión. Vale la pena verlo por varias razones: a) la canción está genial, b) la carita de los que cantan y c) porque Lara se lo merece.

Acá lo tienen:

No me diga que no sale corriendo a buscar su banana-maraca-micrófono…

Max

Anuncios

Un comentario en “Vocé abusó, chiró parchido di mi, abusó

  1. ¿Ese no es el racinguista Guillermo Francella?
    Al menos ahora sabemos de donde robó inspiración el Muñeco Mateyco al arremangar su ambo.

    Un beso grande a Lara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s