The Oficina: money money money

En estos tiempos difíciles es posible que cada uno de nosotros se encuentre ante la compleja tarea de armar el presupuesto anual del área (o empresa) en la que trabajamos.

Hace poco, me encontré en un congreso con el cineasta Peter Ke-Tul quien presentaba su “caso de éxito” ante una concurrida audiencia. Se trataba de un proyecto de venta de salchichas calientes metidas en un pan abierto al medio. A las salchichas se les podía agregar una salsa a base de mostaza o bien otra de color amarillo comunmente denominada mayonesa. Ke-Tul anunció que había un “nivel superior” de inversión que permitía a los consumidores de su producto agregarle otro tipo de salsa: una roja con un fuerte gusto a no se qué. Incluso si esta última se mezclaba con la anteriormente mencionada mayonesa, se obtenía una nueva salsa denominada “Golf” en honor a Laurent Golf, el conocido repartidor de diarios de las afueras de Paris.

El proyecto se llamaba “Pan Tzo” y fue un éxito rotundo. Le compraron la licencia de varios países y Ke-Tul se llenó de dinero. Registró los nombres en inglés, francés, italiano y árabe (“Por el pan” dijo). Incluso la Real Academia Española pidió su permiso para utilizarlo como apodo de los Franciscos y para el uso de frases coloquiales.

Peter Ke-Tul, oriundo de Argelia, hizo fortunas con su proyecto. Dejó el cine. También dejó a su mujer y a sus cuatro hijos y se fue a vivir a Mónaco con una modelo.

Cuando le preguntaron cómo hacía él para manejar el presupuesto anual de Pan Tzo Inc. con tantos empleados y sucursales por todo el mundo, él solo se limitó a decir “Es simple. Trato de no gastar más de lo que gano”.

Está abocado en este momento al desarrollo de su nuevo proyecto. Por la confianza que me tiene a lo largo de los años de amistad, me confió que se trata de otro producto comestible pero hecho con carne vacuna (en principio). Su forma será achatada. También me dijo que utilizará la triquiñuela del pan pero en vez de partirlo a lo largo como con el Pan Tzo será horizontal. Cuando le pregunté como lo llamaría, se limitó a decirme que estaba en Hamburgo, Alemania, y que se inspiró en esa ciudad para darle el nombre a su nuevo proyecto. Migrará algunos features de Pan Tzo como los aderezos y algunos accesorios tales como la cebolla, queso, etc. La fecha de lanzamiento (parece) está cerca. Dijo Ke-Tul: “ya está en la parrilla (el proyecto) así que supongo que es una cuestión de tiempo. Vuelta y vuelta y sale con fritas” (sic).

Cuando volví a concentrarme en mi planilla de cálculo para terminar con el presupuesto de mi área y, contento, comprobé que los números daban bien, recibí un llamado de mi jefe quien me dijo que había cometido un error en la asignación de dinero para mi sector de desarrollos web pero que no me preocupara ya que solo había dos cosas que no iba a poder comprar: hardware y software.

Corté el teléfono, miré la planilla que creo que se reía de mi e hice lo único que podía hacer en ese momento: File -> New

Max

Anuncios

3 comentarios en “The Oficina: money money money

  1. Queridooooo….. jajajajaajajajajjajajaja… me mató de la risa como siempre!!!!!
    saludos Max!!!!

  2. Muy bien escrito…con una cuota de ingenio superior…

  3. Max es lo mas 🙂

    Max :: Usted se conforma con poco, estimada… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s