Feliz Navidad

– Feliz Navidad, Tito
– Si sabés que no festejo navidad, pelotudo.
– Bueno bueno… pero es navidad igual. ¿Qué querés que te diga? ¿Feliz cumpleaños?
– No sé, decime lo que quieras pero no me digas feliz navidad porque la navidad no me va a mi. Eso de andar armando arbolitos que no encuentro en mi país, llenos de pelotudeces colgando… haceme el favor…
– Pero Tito, es linda la navidad. La gente se hace regalos, espera a Papá Noel…
– Bueeeeeno… ahí tenés: ¿Papá Noel? ¿De dónde salió eso? Además… ¿Por qué hay que esperarlo a las doce de la noche? ¿dónde se vió que tengo que bancarme hasta cualquier hora para que me den un par de medias de regalo? No no no… a mi eso no. A mi dame el regalo a las tres de la tarde y capaz que te lo acepto. Pero a las doce de la noche me parece un abuso, disculpame
– Es la tradición, Tito. Pensá en todos los niños que reciben ese regalo con mucha ilusión. ¿Eso te parece mal?
– ¿Sabés lo que me parece mal? Tener a los pibes despiertos al divino botón. Después al otro día… ¿quién se los banca? Están rompiendo las bolas, fastidiosos, porque la noche anterior se acostaron tarde. Es una cagada eso de la navidad, ya te lo dije.
– ¿Puedo no estar de acuerdo, Tito? La navidad representa muchas cosas. No solo los regalos sino todo el vínculo familiar alrededor del árbol, con la estrella, la nieve…
– Ahí tenés: la nieve. ¿Dónde mierda viste nieve en Diciembre en Buenos Aires? Mínimo tenés treinta grados a las doce de la noche y vos me ponés imágenes de nieve. Y ni te hablo del pobre tipo que se tiene que vestir de ese cachivache Noel.
– Me parece que te estás sobrepasando, Tito
– ¿Yo sobrepasando? ¿Y el pobre hombre con el traje de lana o lo que mierda sea? Barba, gorro con pompón, panza falsa, botas, medias, guantes… ¿Y el que se sobrepasa soy yo?
– Tito, Tito… no cambiás nunca vos ¿eh? Estás meta quejarte pero sabés que es importante. Para tu vieja, para tus hijos, para todos, Tito.
– Si, para todos porque tenemos una juguetería. Por eso es importante. Otro curro de la navidad: los juguetes. ¿Me querés decir de dónde salió eso de andar regalando juguetes? Encima a una semana de Reyes… así no se puede, viejo. ¿Cuántos días tiene el año y justo te caen todos en menos de una semana? Así no hay cuerpo que aguante. Porque con la cantinela del arbolito y que no se puede desarmar hasta no se cuándo y, además, hay que buscar el pastito y el agüita para los camellos…
– No podés ser así, Tito. ¿Y la cara de felicidad de tus hijos? Eso no te lo paga nadie, Tito.
– Tal cual. No te lo paga nadie. Porque no vale un peso, por eso no te lo paga nadie. Abrí los ojos de una vez. Porque lo que naaaaaaadie toma en cuenta es que, otra vez, hay que acostarse a cualquier hora para poder dejarle los regalos a los pibes en los zapatos. Entonces entre navidad, año nuevo y los reyes magos empiezo el año con el sueño cambiado.
– Bueno Tito, relajate que es Nochebuena…
– No se que tiene de buena. Mirá que hora es y yo esperando con la copa esta de mierda con esta sidra que me cae mal. Porque no vaya a ser cosa que le pegue un sorbito a la copa antes de las doce ¿eh? Durante el año te podés mandar cuanta cagada se te cruce por la cabeza pero en nochebuena y año nuevo si llegás a poner tu boca en la copa antes de las doce… se pudre todo.
– Dale Tito, dejate de joder… dale dale… dieeeez, nueve
– ¿Y esa cuenta? ¿Va a despegar algún cohete?
– Sieeeeeeeeeete
– Porque del negoción de los petardos y las cañitas voladoras no habla nadie pero ahí tenés otro chanchullo
– Ceeeeeeeeennnnco
– Yo conozco a un pibe que perdió los cuatro dedos de la mano derecha. El otro no porque había nacido sin el pulgar. Ahora que lo pienso, que caprichoso el destino, ¿no? Porque el pibe ya se la veía venir… si de fábrica le faltaba un garfio…
– Treeeeeeeeeeeee
– De eso no habla nadie… no no… Tampoco habla nadie de la Martita que hace cuarenta minutos se metió en la pieza con el hijo de Nely.
– Doooooooooooooouuuuunnnnnnnnnnooooo
– No aguanto la…
– FELIZ NAVIDAAAAAAAAAAAA
– Psé… feliz…

Anuncios

4 comentarios en “Feliz Navidad

  1. Max queridooooo!!! dios mio…. no puedo dejar de reirme boludo!!! esta brutal!!!!
    jajajajajajaajajajajajja

    saludos licenciado!!!!

  2. La navidad así como el resto de las fiestas son tremendamente estresantes, nadie se conforma y los climas son cada vez más tensos. Para mi uno debería festejar año nuevo cuando realmente siente que le pasó algo importantísimo y ahí ponerlo de aniversario y poder ir cambiándolo. Complicado pero divertido!
    Saludos!

  3. Es verdad, la navidad apesta…
    Muy bueno el texto Masi.
    Beso.

  4. coincido totalmente con tito jajajaj
    la navidad es un curro,
    un invento yanqui
    aggg, odio la navidad, reyes magos, pascua, y todo esa cagada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s