Tití, el mono

Es difícil empezar la semana, ¿no es así? Sobre todo después de un fin de semana largo. Ya lo decía mi amigo Tití “el mono” Lagormasino: “A mi los findesemanas largos me chupan un huevo”. Es que Tití estaba preso, entonces le daba lo mismo si era lunes, martes o navidad.

“Yo fui preso por amar” dicen que fue lo único que dijo en su defensa antes de oir la sentencia.

Era cierto. Tití amaba. El problema es que amaba lo ajeno. Lo de los demás. El amor fue su perdición: robó un auto y se perdió en medio de Parque Chas. Mientras intentaba salir de esa maraña de calles curvas, se cruzó con un patrullero quien lo detuvo de inmediato.

El auto que había robado tenía alarma y Tití circulaba por las tranquilas calles del barrio con la alarma sonando a todo volumen. Es que Tití había perdido la audición de su oído derecho a los siete años cuando su tío estornudó mientras jugaban al teléfono descompuesto.

Del oído izquierdo no oía porque, de curioso, apoyó la oreja detrás de una puerta sin percatarse que había un perchero. El problema fue que, como tenía apoyada la oreja en el perchero, con la otra no escuchó que, de casualidad, alguien iba a abrir la puerta…

Pero como dice Martín Pescador en su libro “La pesca es lo de menos, vos sos un gordo bueno”: “Las casualidades no existen. Si a usted le pasa a menudo, cambie de hábitos: hágase cura”

Yo lo fui a visitar una vez a Tití a la cárcel pero se nos complicó la comunicación: yo no sé hablar en señas de mudo y él no puede: es manco.

Nos miramos durante una hora tratando de hacernos entender. Las cejas subían y bajaban marcando los gestos. Yo creo que si, en ese momento, Marcel Marceau (el genial mimo) hubiera estado presente nos hubiera contratado.

Mientras me iba me volví para mirarlo a Tití sin saber que sería la última vez. En ese momento estaba robándole una mirada a la guardiacárcel que vigilaba ese sector. Un incorregible Tití…

Max
misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01 N E W S L E T T E R misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01

mail ¿Ya se suscribió a nuestro newsletter? Reciba todos los días lo último que publicamos en http://www.MAX.com.ar directamente en su mail.

mas Haga click acá para suscribirse (no se preocupe que puede borrarse cuando quiera)

misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01

Anuncios

Un comentario en “Tití, el mono

  1. y como mierda manejaba!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s