El algodón que te parió

Cuando entré en el supermercado supe que esto no sería fácil. Sobre todo cuando me dí cuenta de que me olvidé la listita de las compras que mi esposa me dejó pegada en el espejo del botiquín del baño. “No te olvides del algodón” decía en otro papel sobre el inodoro. Y si hiciste una lista, ¿por qué no lo agregaste ahí digo yo? Así que lo único que me acordaba era el algodón. Súbitamente intenté retroceder en el tiempo y logré acordarme de palabras sueltas: salchichas, papa, jabón, kanikama, pizza, jamón, queso crema y fresita.

¿Fresita? dudo seriamente de que mi esposa haya anotado eso. Así que me encaminé en las entrañas de mi ser para intentar comprender qué debía comprar. Y me acordé de un dato que tenía: la longitud de las venas del cuerpo humano es tan larga que se podría dar dos vueltas y media alrededor de la Tierra. ¿De qué me sirve saber eso? con mis venas puedo rodear la Tierra y no se atarme los cordones de la zapatilla con doble nudo… O sea… ¿por qué tenemos datos incorporados que no sirven de nada? Sé eso y no sé qué tengo que comprar en el supermercado…

Empecé a caminar con el changuito por las góndolas y me pregunté: ¿por qué se llamarán “góndolas”? Las góndolas… ¿no son los barquitos? Capaz que, en Venecia, a los barquitos se les dice “estanterías”. ¿no? Cuántas preguntas sin respuestas: ¿a dónde vamos cuando morimos? ¿de dónde viene el hombre? ¿era algodón super nube o simple caricia?

¿Por qué hay tantos tipos de algodones ahora que lo pienso? Algodón hay uno solo. Como la vieja. Y si es blanco, mejor. “Super Nube”. ¿Que pasó? ¿Alguien se tomó un avión y acarició una nube a ver como era para hacer el algodón? Dejate de joder. Es como hacer papel higiénico y ponerle “Culo roto”.

Mientras abría el paquete de algodón para ver como se sentía una nube, estornudé. Entonces busqué mi pañuelo y encontré en mi bolsillo la lista de compras. La miré detenidamente y tomé una decisión: me limpié los mocos con la lista y me fui a la plaza para ver si la calesita estaba abierta. Me tenía fe con la sortija.

Pero esa es otra historia. Ta luego

M*a*x

misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01 N E W S L E T T E R misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01

mail ¿Ya se suscribió a nuestro newsletter? Reciba todos los días lo último que publicamos en http://www.MAX.com.ar directamente en su mail.

mas Haga click acá para suscribirse (no se preocupe que puede borrarse cuando quiera)

misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01misc01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s