Es la vida, que no alcanza

El Negro

El 14 de Abril en este espacio publicamos la nota “Si Maradona juega al fútbol, Fontanarrosa escribe“. Por esa texto, Fontanarrosa me mandó un mail diciéndome que nos leía y allí comenzó una serie de mails que, no solo me honró, me hizo crecer.

Un gran tipo, gran humildad de una persona generosa que no dejó jamás de responder mis dudas, mis preguntas y, sobre todo, mi incertidumbres literarias.

Creo que Borges dijo algunas vez que morir es una mala costubre que tiene la gente. Hoy se murió Fontanarrosa. Hoy dejó de estar físicamente con nosotros. Porque con su obra estará para siempre.

Donde quiera que estés, Negro querido, gracias por todo. En serio…

Max

Anuncios

3 comentarios en “Es la vida, que no alcanza

  1. La tinta, cuando sangra, nos revela las almas.
    Hay austeridades repletas de sentido.
    No se fue.
    No se va.

  2. Lo recuerdo con mi chiste preferido (suyo mejor dicho)

    Del DT a su jugador:
    -Almada, yo se que los jugadores son los últimos en enterarse al ser transferidos, le comunico que usted juega para nosotros…”

  3. yo vivo en Rosario, y la ida del negro, me hizo acordar mucho al final de la pelicula el gran pez, de tim burton.

    en mi particularmentew la sensacion que me causo, fue mas o menos como cuando perdimos la final del mundial de 90 (en terminos fontanarrosescos)

    abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s