El ratón Miguelito

Cuando llegué a la farmacia, mi amigo el boticario me dijo “¿Qué se va a servir, joven?”. Me llamó la atención. Sobre todo porque Atilio (tal el nombre) tenía 14 años. Pero así es Atilio. Muy formal. Tan formal que habla todo en esdrújula. Mucho “sírvase”. Mucho “tómese”.

“Atilio, dejate de joder y dame una aspirina” le dije

“Espérese el turno, joven, que antes tengo que atender a la señora Catalia que vino a por su inyección” me contestó mientras doña Catalia pasaba al cuartito de las inyecciones.

No me quedaba otra que esperar los veinticinco minutos que duraba la aplicación de la medicación así que me entretuve conversando con el “ratón” Miguelito que también había ido a la farmacia a aplicarse la antitetánica porque se había pinchado la lengua con una estaca de campamento. No le quise preguntar cómo había ido a parar una estaca a su lengua así que empezamos a hablar de bueyes perdidos. Miguel se enorgullecía por ser gracioso. Entonces solamente había que comenzar a hablar de algún tema que él directamente escupía literalmente frases simpáticas.

“Che, rata, ¿viste que mataron al guarda del banco? Parece que grabaron lo último que dijo antes de que lo maten” dije por sacar un tema

“¿Y qué dijo? Seguro que dijo como el hijo de Guillermo Tel: Papá ¿Por qué pusiste una manzana sobre mi cabeza?”

“No Miguel, dijo…”

“Ya sé” me interrumpió “dijo: Amigo… Si mirás por el lado equivocado de los largavistas, aquella estampida de elefantes parece lejanísima!”

“O ya sé, ya sé, le dijo: No seas tonto, si ese fuese el botón de autodestrucción de la nave, ¿creés que estaría ahí al alcance de cualquiera?”

“Dame una pista… no no, mejor no, seguro que dijo: En mi próximo truco escaparé de este ataud en llamas mientras llevo puesto una camisa de fuerza cantando la canción de Rocky”

Mientras se reía solo en medio de la farmacia, Miguel me mira con los ojos llenos de lágrimas por la risa y, gritando, grita: “¿Qué le dijo? ¿Señor ladrón, dame un fósforo. No veo nada pero juraría que el bidón de nafta está vacío?”

“¿Yo también aguanto tres minutos sin respirar le dijo?”

“¿A que paso el semáforo antes de que cambie?”

“¿Qué dijo el pobre guarda antes de morir? ¿Me pregunto donde estará la mamá de este osezno?”

Miguelito no para un segundo. Riéndose sin parar. Tanto se reía que se agarró de uno de esos palos con muestras de peines y afines tirando todo lo que había. Yo rezaba porque Atilio volviera pero no se escuchaba nada.

“Dale nene” dijo la rata Miguelito “¿Qué más dijo? ¿Es tan manso que hasta puedo meter la cabeza en su boca? ¿Esto que pone aquí de: “Achtung ! Minefield” significa “Bienvenido a Munich” en alemán ¿verdad?”

Yo no lo escuchaba, miraba a la puerta del cuartito de inyecciones pero nada. ¿Qué le estaba haciendo a doña Catalia? ¿Cambio de aceite, alineación y balanceo? En ese momento sucedió lo impensado. Miguelito, preso de un ataque furioso de tos ocasionado por tanta risotada suelta, aspiró una de las peinetas con estuche y todo y se atragantó.

Yo no sabía qué hacer. Mientras Miguel se ahogaba me hizo un gesto. Como llamándome. Me acerqué y me agarró de la remera para decirme algo al oído. Acerqué la oreja a su boca. Eran las últimas palabras de Miguel, de Maiquel, de Maic, de nuestro amigo “la rata”. Presté atención por si quería dejarle algún mensaje a algún pariente, tutor o encargado.

Entonces con las últimas fuerzas que tenía, me susurra: “Muero contento, hemos batido al enemigo. Y a las claras de huevo”.

Lo miré para putearlo pero el hijo de puta ya se había muerto. En eso sale Atilio con las aspirinas en la mano y me dice: “Sírvase joven”

“Metételas en el culo, Atilio” le dije. Y me fui.

Que tanto…

Anuncios

2 comentarios en “El ratón Miguelito

  1. jjajajajaa… Genial… la verdad es que entro a este sitio todos los días y todos los días me encuentro con algo distinto. Me divierte muchísimo. Tenés un lugar en mis bookmarks. Saludos

  2. ¡¿Pero al final que dijo el guarda del banco antes de que lo maten?!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s