¿Y si Alfonsina hubiera tenido un mapa?

Hace una semana estaba tomando un café con leche en el bar de la esquina del mi pediatra (si, me niego a cambiar de médico) cuando me encontré con Joni Mol, mi amigo computadora, a quien noté, por lo menos, enojadísimo.

Lo saludé con las cejas mientras trataba de ganarle a la medialuna mojada con el café con leche. Joni se sentó, prendió su computadora portátil y, sin mediar palabra, me dice:

“Así está el mundo. Uno ya no puede confiar en nadie”.

Yo no entendía nada, así que introduje un acertadísimo “Mirá vos…”

Joni, que tecleaba en su teclado (si si, ya sé, no va a teclear en su monitor…) a más no poder como si buscara petróleo o algo por el estilo.

“Joni… ¿qué te pasa?” intenté apaciguar

“Que este mundo está al revés, uno intenta confiar en la tecnología, abrir su corazón al avance de la informática pero en cuanto te descuidás, zápate: te abrochan”

Lo estudié detenidamente. Nunca lo había visto así a Joni. Así que lo dejé hablar.

“¿Podés creer que intenté que un amigo mío de España viniera a verme, ¿no? Entonces, como no sabía como llegar, le mostré una forma para que no se pierda, usando la computadora, obvio” dijo sin respirar “La cuestión es que le dejé la dirección de un sitio web que le iba a decir como llegar sin perderse”

Nunca lo había visto así a Joni. Meneaba la cabeza como buscando una explicación que no encontraba en su teclado. “Lo que pasa es que Manolo es tan cabeza dura, tan cabeza dura…”

Y pasó lo que jamás pensé que sucedería: Joni Mol se largó a llorar al mismo tiempo que abrazaba a su monitor. Me levanté e intenté acompañar ese terrible momento con un abrazo solidario. Joni me miró con los ojos llenos de lágrimas y señaló a su pantalla que mostraba un mail de Manolo que decía:

“Hola Joni.com: Joder, que este sitio que me has enviado está de puta madre. Tanto es así que primero iré a los Estados Unidos para visitar a mi tío Ernesto que está preso. Y luego iré para allí, para tu tierra que es la mía. Joder… ¿Acaso España no es la madre patria? jajaja… mira que me haces reir Joni.com.

Seguiré al pie de la letra las instrucciones que me dice el computador y joder, que estaré allí abrazando a mi tío Ernesto. Bueno, no sé si abrazando pero al menos le veré.

Y a tí, pequeño gillipollas, también te abrazaré fuerte, Joni.com.

Te dejo porque iniciaré el viaje. Éste es mi ruteo por si quieres saberlo”

Lo que ví a continuación fue una pantalla del Google Maps de España. Para ver lo que yo ví, hagan clic aquí. Miren el punto 40. Volví a mirar la pantalla, lo miré a Joni Mol, mi amigo computadora, lo abracé y lloramos juntos.

Manolo no sabía nadar.

M*a*x

Anuncios

2 comentarios en “¿Y si Alfonsina hubiera tenido un mapa?

  1. Che no entiendo. ¿Dónde esta el punto 40?

    respuesta: Si revisa cuidadosamente las instrucciones del paso a paso como llegar de un punto al otro, en el paso 40 verá a lo que me refiero. Vamos, no sea holgazán y pispee

  2. Me comnueve este lado sensible de Max y Joni.
    Es que el Google Maps, genera muchas emociones!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s