Simple, como el sol cuando amanece

“Hay veces que lo simple, si breve, dos veces simple”. Eso leí el otro día en un sobrecito de azúcar mientras esperaba a mi terapeuta, el doctor (o licenciado) Lucas Del Potro y Verón. “Lo simple no quita lo valiente” pensé casi al mismo tiempo. Porque hay que ser valiente para decir las cosas simples de la vida. ¿O no?

Por ejemplo: su mejor amigo se tira a tomar sol en la playa y se le escapa un testículo por uno de los costados del short de baño. ¿Usted que hace? “Esteeee…. Tito, ¿la farmacia está de turno?”. ¿No es más fácil y, por lo tanto, simple decirle “Che Tito, se te escapó un huevo”?

Siguiendo la tónica playera: una amiga suya se hace la Baywatch y se la pasa saltando las olas como si fuera la última vez. En ese frenesí, uno de sus pechos locos se cansa de tanta opresión y salta al vacío. “Martita… ¿estás tuerta?”. Nooo querido… las cosas, simples. “Marta, se te piantó una teta”. Y listo el pollo.

Dejemos de dar vueltas cual calesita. Digamos las cosas como son. De frente manteca. Me indigné.

Hemos recibido muchos mails pidiendo más videos de Seinfeld así que les dejo uno que es una joyita. Si no sabe inglés, es una pena. Si sabe mas o menos, se va a entender a la perfección. Y si sabe, ¿para qué se queja? ¿No le dije que quiero las cosas simples?

Hasta cualquier momento

M*a*x

Anuncios

Un comentario en “Simple, como el sol cuando amanece

  1. Adoro el ademán del “anybody can just take it”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s