Al Pancho Frezza le faltó mostaza

MetegolHace mucho tiempo, conocí a un futbolista, mediocampista él, que me dijo una de las frases más sentidas que esuché a lo largo de toda mi vida. Me miró y me dijo “En el medio, medio que medio para que el medio no quede en el medio”.

Lo miré de arriba a abajo (no se por qué la gente se resiste a mirar de abajo para arriba), sopesé en mi interior lo que acababa de escuchar y decidí que era hora de decirle a mi amigo, al hermano que la vida me negó, la frase que nunca hubiera querido decir. Le dije “¿qué te pasa, pancho?”.

“Cumplo años, eso pasa” me dijo el pancho Frezza. Pancho Frezza no se llamaba Francisco, pero le decían así por su parsimonia en la cancha, su forma de jugar, de entender que el fútbol (la dinámica de lo impensado) no es una autopista sino una carretera.

“Pancho” le dije “No seas pelotudo”

Fue como un cachetazo en medio de la cara (sino no sería cachetazo, ¿no?). El pancho Frezza me miró, cerró uno de los ojos, se puso el pelo detrás de las orejas tal como hace habitualmente y salió corriendo. Todavía recuerdo esa carrera: sus medias bajas a la altura de los tobillos, las zapatillas Flecha, la remera prestada y el brazo derecho levantado como si fuera minusválido.

Esquivó un perro, una señora que regaba la vereda y dobló la esquina. Nunca más lo volví a ver. Ojalá qu esté bien. feliz cumpleaños, pancho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s